jueves, 6 de julio de 2017

El cuento de una abuela Urgo

Los chiquillos se sentaron alrededor de su abuela, que comenzó a contarles la historia junto al fuego.
Los Antiguos creían que el Universo se movía en base a solamente cuatro fuerzas místicas. Claro que ellos todavía no tenían nuestros conocimientos modernos, pero aun así, hicieron cosas maravillosas, algunas que aún hoy nos preguntamos cómo fueron posibles.
Los Antiguos, allá en su tierra natal, sentaron las bases de nuestra Cultura, por eso aún tenemos estatuas suyas. Incluso nuestro sistema de numeración desciende del suyo. También algunas de nuestras costumbres, y algunas de las palabras más viejas de nuestro idioma pueden trazarse hasta los días de los Antiguos.
No lo sabemos todo de ellos, claro. De hecho, hay muchas cosas que desconocemos, pero les debemos lo que somos.
Allá en su lugar de origen, con sus paganas creencias en las cuatro fuerzas místicas, fueron capaces de construir edificios altísimos, efectuar operaciones quirúrgicas complicadas e incluso, crearon naves espaciales.
Sí, ellos crearon las naves espaciales, y los Antiguos se expandieron por las Estrellas. Y a medida que lo hacían, los Antiguos descubrieron a otras razas, y se mezclaron, o eso dice la leyenda. Otros dicen que se modificaron a si mismos, y aún otros que simplemente degeneraron. En cualquier caso, siempre ha habido quien sostuvo que los Antiguos nos crearon a nosotros.
El caso es que en su viaje por las Estrellas, explorando planeta tras planeta y estableciendo colonia tras colonia, llegaron al Nodo.
No os voy a relatar lo que los Antiguos sufrieron allí, son cuentos de viejas que dejaremos para otra ocasión.
Los chicos rieron.
Lo cierto es, niños míos, que los Antiguos allí descubrieron la verdad: el Universo no se mueve por cuatro fuerzas, sino que habían estado ignorando siempre la quinta: la que ahora llamamos Magia, uno de cuyos centros principales en la Galaxia es el Nodo, el segundo planeta de la Estrella Compañera.
Por eso los Antiguos se establecieron aquí, en Etasc. Para estar cerca del Nodo y vigilarlo, y para usar su poder.
-Abuela, ¿Y por eso estamos nosotros aquí?

-Sí, los Antiguos, se dice, nos crearon para servirles, como guardianes, soldados, criados y administradores, porque tenemos muchas capacidades superiores a ellos, excepto su Santa Voluntad.

-Abuela- terció otro chiquillo -y los Antiguos ¿son la raza más antigua de la Galaxia?

-Eso no lo sabemos, pero son la raza que ha dado lugar a muchas otras, incluida la nuestra. Si quieres llamarlos por un nombre, llámalos Humanos. Y ahora venga, todos a la cama, que es tarde y mañana debéis ir todos al templo a estudiar.

Los chicos refunfuñaron y se fueron yendo a sus camas, mientras el Anillo Plateado brillaba en el cielo.

lunes, 30 de noviembre de 2015

La Saga Drachenstahl - Primavera de 1220 - II

Durante la Primavera de 1220 el Consejo de la Alianza encomendará a los personajes ir al pueblo más cercano, durante la Feria, a comprar algunos suministros para los Laboratorios.

Los personajes deberán ir a por pergamino y papel, libros en blanco y material de cristal.

El pergamino podrá comprarse fácilmente en la Feria, mientras que el papel ofrecerá mucha dificultad al tratarse de un producto novedoso. En la Feria no habrá libros en blanco (ni de otro tipo) ni material de cristal.

Los comerciantes indicarán que para encontrar material de cristal tendrían que desplazarse a alguna ciudad, mientras que libros "quizá tengan en el Monasterio". Si se dirigen allí, los personajes tendrán que gestionar con mucho cuidado sus relaciones con la Iglesia. En caso de que lo hagan bien, los monjes les indicarán que no tienen libros en blanco, pero que les podrán fabricar algunos libros en blanco de pergamino para la siguiente estación.

Flammarion de Flambeau

Flammarion nació como Paolo en 1197 en la aldea de Campomorone, a orillas del Polcevera, cerca de Genova. Pronto los aldeanos descubrieron que Paolo tenía El Don y podía crear fuego de la nada, cuando se enfadaba o en otras situaciones de estrés, excepto dentro de la ermita de la aldea.
Los vecinos le tenían miedo y, cuando tenía siete años, uno de ellos prendió fuego a la choza de sus padres mientras dormían. Paolo no sufrió ningún daño alguno, pero quedó sin familia y rechazado por sus vecinos.
Siclo de Flambeau se enteró del caso y fue a buscar al niño, al que encontró ya casi muerto pues ni las monjas lo alimentaban al considerarlo demoníaco. Lo llevó a la Alianza Vbi Iter Desinit ("Donde termina el camino") y lo convirtió en su aprendiz. Quince años más tarde Paolo superó el Reto del Aprendiz y se convirtió en Flammarion de Flambeau, filius de Siclo. Flammarion, sin embargo, nunca dejó de intentar averiguar quién asesinó a sus padres.
Tras convertirse en Magus, Flammarion dejó Vbi Iter Desinit y viajó por Provenza, donde conoció a Vlad Drachenstahl, que lo invitó a unirse a la Alianza de Mont Chauve.

lunes, 19 de octubre de 2015

Puck

Puck parece un diablito prototípico: pequeño, alegre, holgazán, rojo, con cuernos y rabo. Su único interés es provocar pecados de ira a la gente, lo que consigue mediante su poder del Baile de Puck.

Puck simplemente sonríe (no habla), y señala a la gente con su dedo para que salten. Si alguna vez su poder falla, se mirará el dedo extrañado y lo volverá a intentar. Cuando le hacen daño con armas, no parece afectarle. Cuando le hacen daño mágico, actuará como si le doliera la barriga.

lunes, 12 de octubre de 2015

La Saga Drachenstahl - Primavera de 1220

La Primavera de 1220 es la primera estación de los personajes plenamente establecidos en la Alianza de Mont Chauve. Para los Magi es el principio, mientras que para los compañeros es posible que no lo sea. El Consejo de la Alianza encarga a los personajes que vayan a buscar unos peones de Vis Aquam a un lugar determinado del bosque, una misión sencilla.

El plan es que los personajes se dirigen al lugar, un claro en los bosques de Val de l'Os con un abeto solitario en el centro. Les llevará solamente un día el llegar allí, el día anterior al Equinoccio de Aries, pudiendo hacer noche allí para que al amanecer del día del Equinoccio estar dispuestos a recoger el Vis. Si los personajes son todos Magi, uno de los Grogs conocerá el camino. Si no, es posible que ese papel lo haga uno de los Compañeros.

La aventura no tendrá complicaciones a la ida, salvo que entrando al bosque podrán percibir (fácilmente) un intenso olor a azufre. No podrán ver, oír ni detectar mágicamente nada más.

Los personajes llegarán sin otro incidente al claro con el abeto. Tanto si hacen guardia como si no, la hora fría de antes del amanecer llenará el abeto de rocío. A menos que los personajes fallen estrepitosamente, se despertarán a tiempo y podrán recoger el rocío (tanto como sea posible) al amanecer. En cualquier caso serán cinco peones de Vis Aquam, aunque los personajes no lo podrán saber a menos que los pesen.

Durante el camino de vuelta, volverán a pasar por el lugar en el que olía a azufre. Y así continuará siendo. Una vez más será imposible ver, oír ni detectar mágicamente nada más, excepto que notarán que un arbusto se mueve aquí o allí. En breve saldrá de entre los matojos un ser rojo, con rabo y cuernos, al que es imposible detectar de cualquier manera excepto por el olor a azufre o la vista, o el oído cuando hable.

Se trata de Puck, un demonio.

Puck puede hacer que cualquiera a quien señale con su dedo (y no se resista) se ponga a saltar arriba y abajo, quedando imposibilitado de cualquier acción y sufriendo cansancio.

El propio Puck no tiene más poderes que estos y es muy débil y fácil de derrotar. Al ser vencido explotará, dejando tan sólo una pezuña humeante, que vale dos peones de Vis Vim.

El resto del viaje de vuelta será tranquilo y los personajes podrán llegar tranquilamente a Mont Chauve antes del anochecer.

sábado, 26 de septiembre de 2015

Grom de Bjornaer

Caroline Schwarzkopf nació en 1195 en Saint Die des Vosges, ya cerca de los bosques alemanes. Nació con el Don y ya de pequeña se comunicaba con los animales con facilidad antes de aprender a hablar. Sus padres la entregaron a la Alianza de Dankmar, en el Tribunal del Rin, que tras cierto tiempo lo entregó a la gran Alianza de Durenmar. De allí partió a los seis años para su Aprendizaje en la Alianza de Crintera, bajo la atenta y humillante mirada de Equus de Bjornaer.

Aprendió a golpes lo que su maestro quiso enseñarle, entre otras cosas que podía adoptar la forma de una osa parda, y tras pasar su Reto del Aprendiz, cuando su Maestro le preguntó el nombre que quería adoptar contestó simplemente con un gruñido, y se convirtió en Grom de Bjornaer, Filia de Equus.

Salió de allí casi inmediatamente, huyendo hasta los Pirineos, recorriendo en ocasiones los bosques y en ocasiones los caminos, hasta que encontró un hogar en la Alianza de Mont Chauve

jueves, 24 de septiembre de 2015

Lorian

Lorian nació en un campamento de juglares a las afueras de Carcassonne en 1202, donde aprendió las mejores habilidades musicales y de juegos de manos. Con la troupe recorrió todo el Languedoc y parte del Condado de Barcelona y otros Condados al norte del Loira.

Con el tiempo, Lorian se dio cuenta de que además de una gran capacidad musical tenía la capacidad de hacer encantamientos con ella, calmar a los animales o incluso enamorar a las personas. Con la troupe conoció algunos credenti cátaros y reconoció su humildad y piedad en comparación con los obispos romanos.

A los dieciséis años se independizó de la troupe para vivir por su cuenta, como juglar y descuidero, y a través de encuentros poco nobles con Méredic de Foix conoció a los Magos de Mont Chauve, a los que aprecia de verdad.